Las especies animales que más horas pernoctan tienen una mayor concentración de leucocitos y sufren menos infecciones, lo que ha llevado a un equipo científico a asegurar que el sueño sirve para reforzar el sistema inmunológico

La función del sueño es una cuestión que ha desvelado durante mucho tiempo a investigadores de todo el mundo, que han enunciado múltiples hipótesis para terminar con este misterio.

También se desconoce la causa de la enorme variación de tiempo dedicado a dormir entre las distintas especies animales: sólo en los mamíferos el rango va de tres a veinte horas.

Vigilando el sueño

En una investigación publicada por la revista británica “BMC Evolutionary Biology”, un equipo multinacional ha propuesto una nueva explicación: dormir sirve para reforzar el sistema inmunológico, que defiende al organismo de las infecciones.

Para llegar a esta conclusión, los científicos compararon los tiempos de sueño, la concentración de leucocitos en sangre y el parasitismo de más de 30 especies de mamíferos, entre ellas zorros, erizos, focas, babuinos y elefantes.

En declaraciones, el jefe de la investigación, Brian Preston, del Instituto de Antropología Evolutiva Max Planck de Leipzig (Alemania), aseguró que los animales que más duermen tienen sistemas inmunológicos más fuertes y padecen menos enfermedades.

Y es que cuantas más horas duerme una especie, mayores son sus concentraciones de leucocitos en sangre y menores los niveles de infección por parásitos.

Además, recordó Preston, los organismos duermen más cuando están enfermos y necesitan preparar una respuesta inmunológica, algo que conlleva altos costes para el cuerpo.

Entre los animales analizados, las especies más dormilonas llegan a tener una concentración de leucocitos seis veces mayor y un parasitismo 24 veces menor que los propios de los animales que menos horas pasan durmiendo.

¡A dormir!

“Sugerimos que dormir estimula el sistema inmunológico. Mientras están despiertos, los animales deben hacer frente a múltiples demandas, como buscar comida, encontrar compañeros y proveer cuidado parental. Cuando están dormidos, los animales no llevan a cabo esas actividades costosas y por tanto pueden asignar recursos a las defensas naturales del cuerpo”, explicó Preston.

Sin embargo, no todos los animales pueden permitirse dormir muchas horas: eso facilitaría el trabajo de sus depredadores o bien disminuiría el tiempo dedicado a buscar comida.

Los animales que duermen en lugares seguros, como guaridas o madrigueras, amplían sus horas de sueño.

Preston alertó de que la disminución de las horas que el ser humano dedica a dormir, producida en las últimas décadas, requiere de estudios más profundos que clarifiquen la importancia inmunológica de dormir.

Pero aclaró que, así como la falta de sueño reduce la inmunidad del cuerpo, un exceso de horas está asociado con problemas de salud.

“Dormir las horas adecuadas es lo importante”, sentenció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s