Publicado en Psiquiatría

Deterioro cognitivo en el trastorno bipolar

Aunque parece evidente, si revisamos la literatura existente, que durante los episodios de la enfermedad (maníacos, depresivos o mixtos) existen déficits cognitivos en los pacientes con trastorno bipolar, no se ha prestado demasiada atención al déficit en el rendimiento cognitivo durante los períodos de eutimia o remisión.

Sin embargo, los estudios han revelado que existe un subgrupo de pacientes que presenta un pobre funcionamiento psicosocial y alteraciones cognitivas que pueden darse tanto en los períodos prodrómicos y residuales como en estado de remisión clínica. De hecho, prácticamente una tercera parte de los pacientes bipolares presentan déficits cognitivos persistentes incluso en estado de eutimia.

Funciones cognitivas afectadas en el trastorno bipolar

Atención

■En estado de remisión, la mayor parte de los estudios se inclinan hacia la reversibilidad de los déficits atencionales, por lo que pueden considerarse dependientes del estado clínico.
Lenguaje

■Fluidez verbal y en la formación de conceptos. Durante los episodios depresivos suele ser frecuente la presencia de discurso enlentecido. En cambio, los estados maníacos comportan un aumento de la presión del habla.
■En épocas de remisión aparecen fallos en la comunicación ‘normales’ pero más frecuentes y más marcados, p.ej. errores de perseveración.
Funcionamiento psicomotor

■Durante la depresión, se observa un enlentecimiento psicomotor, mientras que en la manía se observa aceleración psicomotora.
Aprendizaje y memoria

Los hallazgos apuntan a déficit en:

■Codificación de la información debido a alteraciones de atención y concentración.
■Organización de la información para facilitar su recuperación posterior.
■Memoria de evocación.
■Planificación y mantenimiento de estrategias adecuadas o útiles para la recuperación de material.
Funciones ejecutivas

■Dificultades con la planificación, organización y control de la acción.
■Problemas para formar conceptos.
■Falta de flexibilidad cognitiva.
Rehabilitación neuropsicológica y trastorno bipolar

Es importante señalar que una gran parte de los pacientes con trastorno bipolar se quejan de dificultades cognitivas en la práctica clínica. Pese a la evidencia clínica de déficits cognitivos persistentes, no se han estudiado las posibilidades de la rehabilitación cognitiva en estos pacientes. Los déficits cognitivos que presentan pacientes con trastorno bipolar y esquizofrenia son similares, aunque más marcados en estos últimos.

En cambio, no hay estudios publicados sobre la aplicación de la rehabilitación en pacientes con trastorno bipolar. Además, no sabemos si los programas utilizados p.ej. en la esquizofrenia serían adecuados para el trastorno bipolar.

Las intervenciones cognitivas en la esquizofrenia han intentado mejorar los déficits en atención, memoria y flexibilidad cognitiva. Estas intervenciones incluyen intervenciones cognitivas y conductuales más flexibles como recursos para mejorar el funcionamiento psicosocial e, indirectamente, las dificultades cognitivas (Colom et al., 1998, citado en Martínez-Arán, 2000). En consecuencia, pueden utilizarse técnicas de refuerzo y el entrenamiento en diferentes habilidades como técnicas de resolución de problemas o autoinstrucciones para incrementar la capacidad para afrontar síntomas persistentes. Otro enfoque útil podría ser la intervención familiar que indirectamente influiría en el funcionamiento cognitivo mediante la prevención de recaídas y el control de factores ambientales (Miklowitz et al., 1988, citado en Martínez-Arán, 2000).

El trastorno bipolar se asocia a disfunciones cognitivas en un grupo significativo de pacientes. Los déficits cognitivos podrían estar relacionados con diversos factores clínicos y farmacológicos, que deberían estudiarse más detenidamente con instrumentos de evaluación adecuados. Dichas disfunciones pueden relacionarse con un mal funcionamiento psicosocial, de modo que si tratamos los déficits cognitivos probablemente podría mejorar la adaptación laboral y social de los pacientes.

La rehabilitación neuropsicológica debería focalizarse en las repercusiones de los déficits en el quehacer diario de estos pacientes a través de intervenciones cognitivas y conductuales. Por tanto, las posibilidades de la rehabilitación dentro de un enfoque cognitivo-conductual deberían ser más ampliamente desarrolladas con vistas a su futura inclusión en las guías clínicas del tratamiento de los pacientes bipolares.

Anuncios

Autor:

mi solidaridad y mi esfuerzo para todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s