Publicado en Medicina

RECOMENDABLE LA FIGURA DEL PEDIATRA EN LOS EQUIPOS DE ATENCIÓN PRIMARIA

 

 

 

 

Un estudio pone de manifiesto que parece recomendable mantener la figura del pediatra en los Equipos de Atención Primaria

El Grupo de Pediatría Basada en la Evidencia de la Asociación Española de Pediatría de AP ha realizado una revisión sistemática para analizar de forma rigurosa qué ventajas aporta la asistencia sanitaria cuando es realizada por pediatras en el primer nivel asistencial

Madrid (6/8-11-10).- Una campaña en defensa del pediatra de cabecera promovida desde la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria (AMPap) y apoyada por todas las asociaciones autonómicas que están federadas en la AEPap, ha despertado el interés y la solidaridad de un gran número de ciudadanos y profesionales, que han firmado un manifiesto en defensa del modelo de atención a la salud infantil que tenemos en España.

Teniendo en cuenta que se cumplen 25 años de la presencia de pediatras en el primer nivel asistencial de nuestro país, la AEPap, asociación de carácter científico y profesional, que representa a más de 2.800 pediatras de AP, ha promovido la realización de una revisión sistemática con la idea de evaluar la contribución de estos profesionales a la salud infantil.

En este sentido, los pediatras que trabajan en el primer nivel asistencial manifiestan estar de acuerdo con los expertos en que: “los países con una AP de calidad, presentan mejores índices de salud, son más eficientes y reparten de forma más equitativa los recursos sanitarios entre la población”.

Situación actual de la Pediatría de AP
Las enfermedades graves y complejas constituyen el foco de atención de los pediatras de los hospitales, mientras que los pediatras de AP dirigen su atención a la prevención y la promoción de la salud infantil, además de la atención directa y continuada a los niños con cualquier tipo de enfermedad.

Actualmente, uno de los problemas más importantes de los Servicios de Salud es la falta de profesionales médicos, más acusada en algunas especialidades. La Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud (SNS), hizo público en marzo de 2007 el “Estudio sobre necesidades de especialistas”, con proyección de necesidades entre 2006 y 2030. Dicho informe, establecía que el SNS tenía un déficit selectivo de profesionales en algunas especialidades y en algunas Comunidades Autónomas (CCAA). Ya en 2006 eran deficitarias 5 especialidades, entre las que se encontraba Pediatría.

Posteriormente, en marzo de 2009, el Ministerio de Sanidad y Política Social presentó en el Pleno Extraordinario del Consejo Interterritorial, el estudio “Oferta y necesidades de médicos especialistas 2008-2025”, que suponía una versión actualizada y ampliada del primer informe del 2006, y se presentaba como una herramienta metodológica estratégica para mejorar la planificación de los recursos humanos en el sistema sanitario español. En dicho informe, el Ministerio de Sanidad y Política Social propuso a las CCAA un decálogo de actuaciones, para una mejor planificación de las necesidades de especialistas en el SNS.

En la actualidad, la Pediatría de AP en nuestro país continúa presentando déficit de profesionales, que es más acusado en las zonas rurales. Esto supone una amenaza para el actual modelo de asistencia infantil, relegando a un segundo plano aspectos tan importantes como la calidad de la asistencia pediátrica, las expectativas de las familias y las opiniones de los profesionales sanitarios.

El pediatra se ha visto aislado dentro de los equipos de Atención Primaria y apenas ha recibido apoyo del resto de profesionales del mismo. Es necesario que se consigan “equipos de profesionales” que compartan una población, en un entorno geográfico delimitado; que la estructura y organización de los centros de salud posibilite espacios temporales y físicos para el trabajo en equipo; y que se avance en fórmulas más actuales de gestión de la demanda, que impliquen a cada uno de los miembros del equipo en la respuesta a las demandas de la ciudadanía.

El Grupo de Pediatría Basada en la Evidencia de la Asociación Española de Pediatría de AP (AEPap) ha realizado recientemente una revisión sistemática para analizar de forma rigurosa qué ventajas aporta la asistencia sanitaria cuando es realizada por pediatras en el primer nivel asistencial. Dicho análisis pretendía responder a la pregunta “¿Qué profesional médico es el más adecuado para impartir cuidados en salud a niños en Atención Primaria en países desarrollados?”. El estudio ha sido publicado en la revista “Pediatría de Atención Primaria” (www.pap.es) en un suplemento de marzo de 2010.

Existe controversia sobre el tipo de profesional más adecuado – pediatras (PED) o médicos de familia/general (MF/MG) – para prestar atención sanitaria a niños y adolescentes en Atención Primaria. No existen revisiones sistemáticas previas que hayan estudiado este aspecto. El objetivo de este estudio es comparar la atención sanitaria proporcionada por PED y MF/MG en los siguientes aspectos de la práctica clínica: la prescripción de antibióticos, la indicación de pruebas diagnósticas, el manejo de la otitis media, del asma, de la fiebre y de diversas alteraciones psicopatológicas, así como la realización de actividades preventivas.

Los datos indican que los MF/MG prescribieron más antibióticos que los PED en infecciones del tracto respiratorio superior, siendo estos cuadros habitualmente de probable etiología vírica, lo que hace que en la mayoría de las ocasiones no precisen su uso. Los pediatras tuvieron más probabilidades de adherirse a las recomendaciones de guías de práctica clínica sobre el manejo de la fiebre y del trastorno por déficit de atención con/sin hiperactividad, y una mayor capacidad de resolución para otras enfermedades de elevada prevalencia durante la infancia y la adolescencia, como son el asma y la otitis. Además, la población infantil atendida por pediatras presentaba porcentajes de vacunación superiores a los de los MF/MG en todos los estudios que evaluaron este resultado.

Valorando todos los resultados, los autores del estudio concluyen que: “parece recomendable mantener la figura del pediatra en los Equipos de Atención Primaria y reforzar su función específica como primer punto de contacto del niño con el sistema sanitario”.

Anuncios

Autor:

mi solidaridad y mi esfuerzo para todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s