Publicado en Psiquiatría

Prevención para evitar caer en malos hábitos tras retirarse del deporte

JUNTO A UNA FORMACIÓN HUMANA

Prevención para evitar caer en malos hábitos tras retirarse del deporte

No es oro todo lo que reluce. Esta es la gran lección que debe tener presente cualquier deportista profesional. La fama, el dinero o el poder son simples parafernalias efímeras que mal digeridas pueden desembocar en hábitos tóxicos o en trastornos de la personalidad o depresivos una vez que el profesional del deporte se retira.

Fuente:
http://psiquiatria.diariomedico.com/

Los inicios en excesos como el tabaquismo, el alcoholismo y las drogas comienzan a mostrarse tímidamente durante la vida deportiva. Tanto los éxitos como los fracasos conducen a que el deportista se evada de la realidad, cree un mundo paralelo y se convierta en otra persona totalmente diferente. La ‘borrachera de la fama’ o el querer olvidar las derrotas deportivas le lleva a aislarse del mundo real y a crear una ficción paralela. Una vez que llega la retirada, el exdeportista vuelve a recurrir a aquello que le hace olvidarse de la realidad y opta por refugiarse en sustancias nocivas como el alcohol, el tabaco y las drogas. “La mejor manera de prevenir este descontrol es llevar a cabo una formación humana sólida que ayude a madurar al deportista y le haga fuerte mentalmente”, apunta Antoni Gual, expresidente de Socidrogalcohol (Sociedad Cinetñifica Española de Estudios sobre el Alcohol, el Alcoholismo y las otras toxicomanias).

El proceso debe comenzar durante la carrera deportiva, no cuando se produce la retirada. Carlos Ramírez, presidente del Colegio de Psicólogos de Bilbao, distingue dos procesos: una primera parte dirigida a deportistas en activo mediante grupos preventivos de carácter psicoeducativos para concienciarles de la realidad; y, tras la retirada, una segunda parte donde se lleve a cabo una intervención individualizada, teniendo en cuenta si el final de la carrera deportiva llegó de forma traumática o no traumática a la vez que se trabaje con ellos de manera vocacional, viendo las nuevas posibilidades laborales que se le abren”. También señala que “deben tenerse en cuenta ciertos trastornos y conductas de la personalidad como la agresividad, que sí encajan dentro de la vorágine del deporte pero una vez que se retira esa persona, puede desembocar en problemas sociales”.

Por ello, Antoni Gual recuerda la importancia que tiene “el papel de los entrenadores y de la familia a la hora de detectar cualquier cambio, prevenir la caída de malos hábitos y pedir ayuda sin miedo cuando sea necesario”.

 

Anuncios

Autor:

mi solidaridad y mi esfuerzo para todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s