8018f49293ba4c9565f9dfe56ea36242

MADRID, 4 Nov. (EDIZIONES, psicólogo Daniel Rama) –

El otro día me comentaba un amigo: “Tengo muchas variaciones del estado de ánimo, ¿Tú crees que soy un poco bipolar?”

Muchas veces hemos podido escuchar por la calle frases similares. El Trastorno Bipolar es un trastorno que está en boca de todos, pero frecuentemente mal utilizado, llegando a dar título a canciones como la del cantante de rap Porta, en la que se puede escuchar “Trastorno bipolar es mi enfermedad / tú no conoces mi doble personalidad”.

Pero el Trastorno Bipolar ni se puede padecer “un poco”, ni significa tener una doble personalidad. El trastorno bipolar es una enfermedad crónica que afecta al estado de ánimo, en la que la persona sufre variaciones que van desde la euforia patológica a la depresión, perjudicando su funcionamiento diario.

La causa es esencialmente biológica y genética. Lo que ocurre en esta enfermedad es que el encargado de que nuestro estado de ánimo sea regular y estable, el sistema límbico, está dañado.

Por eso se producen cambios bruscos en el estado de ánimo sin que medie necesariamente un problema personal, laboral, académico, familiar o social.

Entre el 2 y el 4 por ciento de la población mundial sufre trastorno bipolar, afectando por igual a las distintas razas y clases socio-económicas. Cerca de un millón de españoles sufre este trastorno.

El trastorno bipolar se inicia normalmente en el inicio de la edad adulta, pero también existen casos en niños y adolescentes, así como los que se inician en personas por encima de los 50 años.

El trastorno bipolar no impide necesariamente que una persona pueda tener éxito en la carrera profesional que elija. Personajes tan destacados como Winston Churchill, Virginia Woolf, Charles Dickens, Jean-Claude Van Damme o Vincent Van Gogh han sufrido esta enfermedad.

25bf495f29970c4cb306890010e90414

En la película ‘El lado bueno de las cosas’ (comedia romántica dirigida por David O. Russell, cuyo hijo padece esta enfermedad), el personaje Pat -Bradley Cooper- sufre de trastorno bipolar y nos muestra dos momentos muy repetidos en la vida de las personas que sufren este trastorno:

Al inicio de la película, Pat comenta “es complicado, sobre todo cuando no sabes lo que te está pasando”. En ese momento Pat no conoce sus síntomas ni las herramientas que puede aplicar. Sólo sabe que está sufriendo y que la gente no le entiende.

– Sin embargo, cuándo está terminando el largometraje, Pat nos regala otro momento totalmente diferente. Después de mucho esfuerzo, se acerca a su ex-mujer y le dice: “¿Qué? ¿Me ves bien? Sí. He estado leyendo mucho, tomo la medicación, tengo una actitud positiva y voy a terapia”.

Pat es un ejemplo de que con ayuda se puede llevar una vida normal.La persona que sufre trastorno bipolar no es culpable de padecer el trastorno, pero sí responsable. Responsable de intentar disminuir los síntomas, llegando a poder funcionar como una persona que no padece la enfermedad.

890fb8f93d47528799b7f6ef203b33d1

¿CÓMO PUEDES REDUCIR LOS SÍNTOMAS

1.- Acude a un psiquiatra de tu confianza. Sigue el tratamiento indicado. Si no te sienta bien, no te parece que es adecuado o te causa efectos secundarios, díselo para buscar el tratamiento que más te ayude.

2.- El pilar fundamental del tratamiento es la medicación pautada por un profesional. Hay una tendencia a creer que la medicina natural es menos dañina que los fármacos, pero en este trastorno las medicinas alternativas no han demostrado ser eficaces.

3.- Pide que resuelvan todas tus dudas para poder ser experto en el trastorno bipolar. Esto te ayudará a conocer la enfermedad: adquirir estrategias de enfrentamiento, prever las recaídas y gestionar el estrés.

4.- Reduce el consumo de alcohol y drogas, ya que estas afectan negativamente al estado de ánimo.

5.- Realiza una actividad regular, incluyendo el ejercicio físico, es recomendable para cualquier persona y también lo es en el caso de padecer un trastorno bipolar. Cumplir un horario de actividades diarias puede ser de gran ayuda para la recuperación.

6.- Duerme un número de horas adecuado (en torno a las ocho horas), si puede ser en un horario constante a lo largo de la semana.

7.- Apóyate en personas de tu confianza. El papel que juegan los familiares y allegados es fundamental y, por lo tanto, deben conocer en profundidad lo que supone el trastorno bipolar.

8.- Las asociaciones pueden ser de gran ayuda. Pueden ayudarte a conocer más sobre el trastorno y a personas que han afrontado situaciones similares a las que has pasado tú.

6f268ecb388bf1032dc3c6aa746f625a 5fd37507c244b1632d1ea3447427142d

¿CÓMO PUEDEN AYUDAR LOS FAMILIARES?

Ayuda a tu amigo/a o familiar, consulta a un médico para que reciba un diagnóstico y tratamiento adecuados. Puede que tengas que pedir una cita y acompañarlo/a al médico.

Este manual puede ayudarte a comprender esta enfermedad y así poder afinar en la ayuda.

El trastorno bipolar es una enfermedad que sí dificulta, pero no incapacita. Hay muchas personas con trastorno bipolar que han podido volver a llevar una vida normal, tanto en el ámbito laboral, social como en el familiar.

Y recuerda: Tu no eres un bipolar, eres una persona que padece trastorno bipolar.

Etiquetas →
Fuente:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s