616215195ea3e72439694715ba286b83
Fuente: Neuropsychopharmacology
Fecha: Noviembre 2015

Las neuronas se comunican entre ellas mediante unos compuestos químicos llamados neurotransmisores, que se unen a los receptores neuronales para transmitir la información. Uno de estos receptores es el receptor cannabinoide de tipo 1 (CB1), que está involucrado en muchos procesos de comportamiento y es por ello una posible diana para tratar varias enfermedades mentales y neurológicas.

f14ba80282207453c374ea7f1bb17fc4

Estudios anteriores demuestran el papel crucial que juega el receptor CB1 en la adicción, pero es la primera vez que se estudian las diferencias en los efectos que la cocaína ejerce sobre los procesos de aprendizaje asociativo y la sensibilidad a la cocaína dependiendo de su localización en neuronas glutamatérgicas o gabaérgicas, respectivamente.Los resultados de esta investigación en la que participa el grupo de Neurofarmacología del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud (DCEXS) de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), aparecen en un artículo publicado en la revista Neuropsychofarmacology.

1264ed3266a79bed931e47624434c691

Las neuronas glutamatérgicas son aquellas que producen el neurotransmisor excitador llamado glutamato, mientras que las neuronas gabaérgicas sintetizan el neurotransmisor inhibidor GABA. Mediante el uso de ingeniería genética, los científicos han eliminado el receptor CB1 en neuronas glutamatérgicas o gabaérgicas de ratones, y han observado su fenotipo durante la auto-administración de cocaína. Tras varios experimentos de comportamiento, los expertos han concluido que, el receptor CB1 ejerce un control diferencial sobre el consumo de cocaína según esté localizado en neuronas glutamatérgicas o gabaérgicas. Por ejemplo, los ratones que no poseían receptor CB1 en las neuronas gabaérgicas necesitaban menos dosis de cocaína para obtener la misma sensación placentera que los ratones normales: eran más sensibles a este efecto. Así, los receptores CB1 localizados en neuronas gabaérgicas controlan la sensibilidad a los efectos de la cocaína, mientras que han observado que los receptores CB1 localizados en las neuronas glutamatérgicas controlan los aspectos relacionados con la búsqueda de cocaína mediante la regulación de los procesos de aprendizaje asociativo. Estos resultados conducen a deducir que la susceptibilidad a la adicción a la cocaína puede estar influida por el control diferencial de los receptores CB1 en las neuronas glutamatérgicas y gabaérgicas.

Para acceder al texto completo es necesario consultar las características de suscripción de la fuente original: http://www.nature.com/npp/

 

Fuente:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s