fab166918f68eb9d4cac87901fb30ad3
Fuente: Schizophrenia Research
Referencia: Volumen 169, número 1-3, página(s) 491–493
Fecha: Diciembre 2015
Según sugiere un estudio de la Universidad James Cook de Australia, publicado en Schizophrenia Research, la dieta cetogénica, es decir, una dieta con niveles elevados de grasas pero baja en carbohidratos (azúcares), proporcionaría fuentes de energía alternativas (los denominados cuerpos cetónicos, producidos por la descomposición de la grasa) y ayudaría a rodear las vías de energía celular de funcionamiento inadecuado en el cerebro de los esquizofrénicos.

Los investigadores descubrieron que proporcionar una dieta cetogénica a ratones hace que estos presenten menos síntomas similares a la esquizofrenia, medida en forma de hiperactividad psicomotor, conducta estereotipada, aislamiento social, dificultad de coordinación de movimientos (ataxia) y déficits de memoria funcional, que reflejarían los síntomas positivos, negativos y cognitivos de la esquizofrenia, respectivamente. La dieta cetogénica lleva empleándose desde los años 20 del siglo pasado para el manejo de la epilepsia resistente a fármacos y más recientemente para perder peso por parte de culturistas. La mayor parte de la energía de esta dieta proviene de grasas: mantequilla, queso, salmón, etc. Esta dieta, sugieren los investigadores, podría emplearse inicialmente en combinación con medicamentos para controlar la enfermedad del paciente.

Los autores del estudio creen que la dieta interviene en los síntomas de esquizofrenia al proporcionar fuentes de energía alternativas (los denominados cuerpos cetónicos, producidos por la descomposición de la grasa) ayudando así a evitar o rodear las vías de energía celular de funcionamiento inadecuado en el cerebro de los esquizofrénicos; se sabe por otros estudios que la neurotransmisión anormal de glutamato, la hiperfunción del neurotransmisor GABA y otras graves alteraciones del metabolismo de la glucosa podrían estar detrás de la pato-fisiología de la esquizofrenia.
Por otra parte, la dieta cetogénica podría tener un beneficio adicional: impide ganar peso, previene problemas cardiovasculares y diabetes tipo 2, que son algunos de los efectos secundarios de algunos de los fármacos que se recetan para el control de la esquizofrenia. Los investigadores esperan confirmar sus hallazgos en un segundo modelo animal antes de pasar a preparar un posible ensayo clínico en humanos.
Para acceder al texto completo es necesario consultar las características de suscripción de la fuente original: http://www.schres-journal.com/home
Etiquetas →
Fuente:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s