7ca780948f137145fb662a412dcb00ed

La elección de objetivos en investigación y una participación mayor del paciente de salud mental o de sus cuidadores, además de una interacción entre ellos, clínicos e investigadores, ha sido el objetivo del I Encuentro entre investigadores en salud mental, pacientes y familiares, organizado por la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental, el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam), la Confederación Salud Mental España y la Fundación Mundo Bipolar, con la colaboración de Lundbeck, que se ha celebrado ayer en Madrid.

Jerónimo Saiz, jefe de Servicio de Psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal, de Madrid, y coordinador de la jornada, ha explicado a DM que la queja general de la jornada ha sido la escasez de ámbitos como el foro celebrado donde compartir opiniones e información. “También se ha puesto en común la escasez de recursos que las autoridades sanitarias dedican a la salud mental. Se dedica un 5 por ciento del presupuesto sanitario a salud mental, mientras que en otros países europeos, como Suecia o Reino Unido, se supera el 10 por ciento. Por ello se ha propuesto crear la Plataforma 7% para conseguir ese aumento que consideramos necesario para incrementar no sólo las actividades asistenciales en el plano médico y psicosocial, sino también de promoción de la salud y de prevención”, ha dicho Saiz.

En la jornada también se ha tratado el Proyecto Roamer (ver apoyo), liderado por el Cibersam, que ha elaborado una hoja de ruta sobre las prioridades de investigación en salud mental en la Unión Europea, basado en las entrevistas realizadas a asociaciones de pacientes y profesionales en Europa, y que se publicó en The Lancet en septiembre.

Según Saiz también se ha analizado el papel de las técnicas de neuroimagen en la que aún queda mucho por investigar “no aporta nada relevante en la práctica clínica aunque si lo hace en el diagnóstico diferencial”. No obstante, permite analizar anomalías funcionales y cómo se activan determinadas áreas cerebrales al realizar ciertas tareas. “Por ejemplo, en enfermos con psicosis que tienen alucinaciones auditivas se ha observado que se activan las mismas áreas que ante un estímulo sonoro”, ha añadido Saiz.

Otras necesidades
Asimismo, durante la jornada se han puesto de relevancia otras necesidades, como la de aumentar el tiempo de asistencia y el número de psiquiatras, psicólogos y enfermeros especializados para mejorar el cuidado. Además, hay que prestar atención a las situaciones de cronicidad, dependencia y discapacidad, así como a la alta incidencia de patologías como la ansiedad y la depresión, frecuentes e invalidantes, en las que la detección y el diagnóstico precoz, así como la rehabilitación psicológica, son claves.

En cuanto a la promoción de la salud, Saiz ha añadido que “en la génesis de las enfermedades mentales, además de la predisposición genética, influyen todas las circunstancias negativas del ambiente”, eso hace que haya que atender y prevenir la aparición de malos trato en las épocas tempranas, el bullying, el consumo de tóxicos en la adolescencia, “como argumentos para mejorar la salud mental en el futuro”.

Fuente:

 

http://www.diariomedico.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s