Publicado en Ciencia y Tecnología

Man Controls Robotic Hand with Ming


Anuncios
Publicado en Ciencia y Tecnología, Investigación

Depredadores de dinosaurio en la oscuridad


Depredadores de dinosaurio en la oscuridad
Estudio de huesos de ojo revela detalles de estilos de vida antigua reptil.

Matt Kaplan

El volante nocturno Ctenochasma elegans, un pterosaurio, tenía un anillo escleral con una amplia apertura que permitió ver en luz tenue.
Lars Schmitz

Paleontólogos han creído durante mucho tiempo que sólo mamíferos eran activos en la noche durante la Era Mesozoica, pero ahora se han encontrado algunos dinosaurios han sido nocturna demasiado.

Lars Schmitz y Ryosuke Motani, palaeobiologists en la Universidad de California, Davis, analizaron los huesos hallados en los ojos de dinosaurios fosilizados y reptiles relacionados que vivieron entre 250 millones y 65 millones de años.

El equipo sabía de mirando animales vivos que si el diámetro interno del ‘anillo escleral’ de hueso dentro del ojo fue grande en relación con su diámetro externo, el ojo estaba bien adaptado para tratar con bajos niveles de luz. Con esta medida, el equipo de describe que de 33 especies antiguas fueron probablemente nocturnas, y que eran probablemente activa durante el día. Sus resultados se publican hoy en ciencia1.

Los huesos de ojo de mayoría depredadores mesozoicos que analizó el equipo sugirieron que estaban activos en la noche, como más modernos mamíferos depredadores.

Los cazadores nocturnos no oscilaron Microraptor gui, un dinosaurio alado más de 90 centímetros de largos, Megapnosaurus kayentakatae, una especie de paquete de caza que podría crecer hasta 3 metros, y el Velociraptor mongoliensis, el saña con garras depredador que hizo famoso en la novela Parque Jurásico.

Varios pterosaurios, volando de reptiles que estaban estrechamente relacionadas con los dinosaurios, también tenían formas de ojo que indicaron que estaban activas en la noche. No está claro lo que estaban haciendo los pterosaurios en la oscuridad, pero Schmitz y Motani sugieren que podría han estado actuando como petreles y Albatros (Procellariiformes) o aves acuáticas (Anseriformes), que a menudo se alimentan por la noche.

“Creo que esto terminará firmemente la opinión de que todos los dinosaurios eran diurnos y mamíferos nocturnos,” dice Schmitz.

No todas las especies que analizó el equipo fueron nocturnas. Algunos pterosaurios y la mayoría de las aves primitivas que examinaron, incluyendo Archaeopteryx lithographica y Confuciusornis sanctus, el primer pico ave nunca encontró, tenían formas de ojo similares a las de las aves modernas que trabajan durante el día.

Atascado en el medio
Mayoría de los 13 grande dinosaurios herbívoros que el equipo examinó, incluyendo el cuello largo Diplodocus Longo y la anguila Protoceratops andrewsi, tenía escleral anillos con formas entre las especies diurnas y nocturnas. Combinado con el gran tamaño global de los ojos de la especie, que sugiere que fueron capaces de funcionar en la noche y durante el día.

La conclusión es respaldada por estudios en mamíferos. Especies más grandes que unos 400 kilogramos en masa, como elefantes, necesitan de forraje para necesidades de más de 12 horas al día para suministrar su energía, obligan a estar activo en claro, porque en muchas partes del invierno mundo días son menos de doce horas y oscuro.

Con esto en mente, paleontólogos han sostenido en los últimos años que los dinosaurios herbívoros grande habría tenido necesidades visuales similares. Hasta ahora, ha faltado evidencias anatómicas.

“Este trabajo nos da un vistazo a los detalles de la vida de dinosaurio que realmente no creo que nunca tendríamos,” dice Lawrence Witmer, un paleontólogo en la Universidad de Ohio en Atenas.

Los resultados también están arrojando luz sobre cómo especies interactuaban con uno al otro. En un famoso fósil, un Velociraptor está bloqueado en un combate mortal con un Protoceratops: los dos animales fueron enterrados por un flujo repentino de arena, que lucharon con el uno al otro, y sus luchas fueron grabadas en piedra.

El fósil ha ayudado a los paleontólogos a confirmar que presa de dinosaurios mutuamente, pero cuando se combina con trabajo Schmitz y del Motani, proporciona más información, lo que sugiere que el Velociraptor, un depredador nocturno, llegaron a la Protoceratops mientras que fue apoyado por la noche.

“Este descubrimiento abre nuevas vías de investigación en cosas como uso ambiental y de recursos, la partición”, dice Witmer.

Publicado en Ciencia, Ciencia y Tecnología, Investigación, Medicina, Psiquiatría, Salud Mental

Dolor y sensibilidad al rechazo en la depresión bipolar


 

 

 

 

Artículo original
enfermedades mentales / Trastorno Bipolar
17/mar/2011 · Bipolar Disorders. 2011 Feb;13(1):59-66.

Dolor y sensibilidad al rechazo en la depresión bipolar.
(Pain and rejection sensitivity in bipolar depression.)

Resumen
Objetivos: Se sabe poco sobre los correlatos de dolor en el trastorno bipolar. Estudios recientes de neuroimagen apoyan el argumento de que la depresión, así como el distrés del dolor y el distrés del rechazo, comparten los mismos circuitos neurobiológicos. En un estudio publicado recientemente, confirmamos la hipótesis de que la percepción del dolor incrementado durante la depresión refractaria al tratamiento, sobre todo la unipolar, se relacionó con una mayor sensibilidad al rechazo. En el presente estudio, nos propusimos poner a prueba esta misma hipótesis para la depresión bipolar.

Métodos: El presente estudio analizó datos de 67 pacientes que se presentan al Black Dog Institute Bipolar Disorders Clinic en Sydney, Australia. Todos los pacientes cumplían los criterios del DSM-IV para el trastorno bipolar y completaron un cuestionario de auto-informe sobre la percepción del dolor y sensibilidad al rechazo durante la depresión.

Resultados: Un aumento significativo en la experiencia de los dolores de cabeza (p = 0,003) así como dolor de pecho (p = 0,004) durante la depresión bipolar se predijo por un aumento importante en la sensibilidad al rechazo cuando estás deprimido, es decir…, estado de sensibilidad al rechazo. Ser sensibles al rechazo en general, es decir.., rasgo de sensibilidad al rechazo, no predijo el dolor durante la depresión.

Conclusiones: La experiencia de los dolores de cabeza incrementados y el aumento de dolor en el pecho durante la depresión bipolar se relaciona con la sensibilidad al rechazo incrementada durante la depresión. La investigación es necesaria para esclarecer aún más esta relación.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: onlinelibrary.wiley.com/journal/10.1111/(ISSN)1399-5618

Publicado en Ciencia, Ciencia y Tecnología, Desastres y Naturaleza

“La parte de atrás del largo camino”


 

 

 

 

La parte de atrás del largo camino

Por ahora, los científicos de Japón tienen mayor prioridad que la reconstrucción de su infraestructura de investigación, pero cuando llegan a él, se necesitan ayuda de la comunidad científica internacional.

Términos de asunto:Comunidad de investigación Instituciones Comunidad y sociedad

El primer ministro japonés, Naoto Kan, ha llamado terremoto este mes del, el peor desastre sufrido por el país desde 1945 tsunami y devastación en un reactor nuclear de la planta. El número de muertos se ha disparado pasado 20.000, y no se conoce la magnitud de los daños durante algún tiempo (ver Noticias página 420).

La situación también fue una catástrofe para la ciencia en Japón. Laboratorios han sido destruidos, y la Universidad de Tohoku en Sendai, una de las instituciones de investigación primer ministro de Japón, se cerrará hasta al menos finales del próximo mes. No se pueden insertar muchos edificios y equipos rotos y destruidas muestras que puede rellenar. El impacto se extiende por la costa este a la ciudad de ciencia de Tsukuba, donde 40%% de los investigadores del país se basan. Incluso en la zona metropolitana de Tokio, donde la mayoría de instalaciones escaparon daños físicos, mucha investigación ha llegado a un alto debido a los apagones y un éxodo de investigadores extranjeros, que han abandonado debido a preocupaciones acerca de radiación.

Junto a la ayuda humanitaria que ha derramado de docenas de países, los científicos de todo el mundo están ofreciendo ayudar a sus colegas japoneses. Algunos han dirigido a conocidos, mientras que otros están adoptando enfoques más formales.

El nos institutos nacionales de salud planea proporcionar viviendas científicos temporales para aquellos que han perdido las instalaciones de investigación en Japón. La red de apoyo de la ciencia Nippon, apoyado por la red de la naturaleza, está ayudando a coordinar los esfuerzos de socorro científicos de Alemania; el martes, el sitio tenía 18 ofertas de puestos científicos y otros servicios, como espacio de servidor de equipo, muchos de ellos financiado en su totalidad, desde matemáticas hasta farmacología molecular y plasma y astrofísica. Una iniciativa popular internacional está reuniendo apoyo en pequeña escala en forma de alojamiento, financiación, espacio de laboratorio y servidor. El alemán Academia Nacional de Ciencias, han ofrecido la Leopoldina en Halle, la Academia alemana de ciencia e ingeniería en Berlín y la Academia de Ciencias de Berlín-Brandenburgo y Humanidades 5 millones (US$7,1 millones) para apoyar la ciencia japonés. Un grupo en el centro nacional chino de Nanociencia y tecnología de Beijing se ha ofrecido a los científicos de host. Y las instituciones dentro de Japón están discutiendo préstamos o donaciones de instrumentos.

“Antes de ir al extranjero, los científicos intentan averiguar lo pueden salvar en casa.”
Aquellos que realizan estas generosas ofertas no deben sorprenderse si no son asumidos aún. Muchos científicos afectados carecen de acceso coherente a la Internet, y la mayoría son más preocupada con las necesidades de la vida cotidiana. Antes de entrar en el extranjero, los científicos están intentando averiguar lo que puede rescatar de sus laboratorios en casa. Y aunque lo mejor para su investigación podrían ser mover a una instalación donde conceptos básicos como agua y electricidad no son un problema, muchos — especialmente los investigadores — tienen trabajo o las obligaciones familiares en Japón.

Esto cambiará como investigadores tamaño hasta lo que necesitan hacer para reconstruir su investigación. Lo mejor que puede hacer la comunidad científica es mantener estas ofertas abiertas. Jóvenes investigadores japoneses, sobre todo, deberían estar listos para tomar ventaja, y esto podría ser un impulso oportuno para la ciencia de la nación: en los últimos diez años, el número de jóvenes investigadores que viajan al extranjero ha caído drásticamente, produciendo una comunidad insular de investigación que podría beneficiarse de más contacto exterior.

La destrucción también ofrece posibilidades de investigación. La devastación muestra el poder de terremotos y tsunamis y la gravedad de la escasez de energía, y problemas médicos asociados podrían traer la importancia de la ciencia para una generación de niños de escuela desinteresados, cuyo plan de estudios actualmente contiene menos ciencia que en cualquier momento en la historia reciente. Ryoichi Matsuda, un biólogo de la Universidad de Tokio, sugiere que la tragedia podría utilizarse para subrayar la “educación de ciencia para la supervivencia”.

Reconstrucción también tiene sus beneficios. Desguace de viejos reactores nucleares abrirá conversaciones de otras opciones, como la introducción de energía geotérmica. Los administradores de la Universidad de Tohoku están hablando de mejorar la infraestructura de la institución, que podría ver más amplia renovación de instalaciones obsoletas.

En un momento de esa muerte y devastación, la infraestructura científica, por supuesto, no será primera prioridad del país. Los científicos en todo el país se preparan para que recortes ayudan al noreste llevar a sus pies. Pero la nación no puede sobrevivir sin la ciencia y la tecnología.

El Gobierno japonés, sin duda, intensificará el reto de reconstruir su ciencia, pero habrá una larga lucha para construir una base sólida, y muchas vidas de investigación podrían caer a través de las grietas. Quienes crear ventanas de oportunidad para los científicos necesitados de Japón deben mantenerlos abiertos. Y otros podría pensar sobre la apertura de más.

Publicado en Ciencia, Ciencia y Tecnología, Economía Noticias, Investigación, Medicina, Organizaciones, Salud Mental, Salud y bienestar

Los principales indicadores de la salud en los EE.UU.


Los principales indicadores de la salud en los EE.UU.

Editorial – The Lancet, Volumen 377, Número 9771 – 26 de marzo 2011

Página web: http://bit.ly/hK1RGB


“…. Saludable iniciativa del Gobierno de EE.UU. de personas tiene como objetivo mejorar la salud de los estadounidenses. La semana pasada, el Instituto de Medicina publicó Principales Indicadores de Salud para People2020 saludable, dando prioridad a 12 indicadores de salud y 24 objetivos de salud entre los 42 temas y objetivos de cerca de 600.
Los indicadores de salud son el acceso a los servicios de atención, la calidad de los servicios de salud, hábitos saludables, el entorno físico, el entorno social, las enfermedades crónicas, salud mental, lesiones, la salud materna e infantil, el consumo de tabaco, abuso de sustancias y comportamiento sexual responsable …. ”

Principales Indicadores de Salud para Gente Saludable 2020:

Informe Carta – marzo 2011
Comité sobre indicadores de salud de vanguardia para Gente Saludable 2020
Junta de Salud de la Población y Práctica de la Salud Pública

Disponible en línea en: http://bit.ly/g6cxfn

“… … En respuesta a una solicitud del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), el Instituto de Medicina (IOM) estableció el Comité de Principales Indicadores de Salud para Gente Sana 2020 para desarrollar y recomendar 12 indicadores y 24 objetivos para su examen por HHS para dirigir un programa nacional de salud y para su consideración para su inclusión en 2020 de personas saludables.

El producto de la comisión iba a ser un informe escrito consenso.
Al llevar a cabo su labor, el comité se le pidió que
1. Examen de actuales y anteriores indicadores conjuntos de la salud, incluyendo Healthy People 2010 Principales indicadores de salud, el Estado de los EE.UU. (SUSA) indicadores, y el Estatuto de la Comunidad indicadores de salud;
2. Tener en cuenta las disposiciones de la Protección al Paciente y asequible Ley de atención que exigen el establecimiento de indicadores nacionales clave y las medidas relacionadas con la prevención, las metas y objetivos;
3. Definir los principios básicos o propósitos para el año 2020 Gente Saludable principales indicadores de salud;
4. Desarrollar criterios para la selección de Healthy People 2020 Principales indicadores de salud. Tales criterios deben ser recurribles y reflejan la importancia de la ciencia, la evidencia, y las preocupaciones de salud pública. Desarrollo de tales criterios deben incluir el examen de Healthy People 2010 Principales indicadores de salud y reflejan la Gente Saludable 2020 marco que incluye cuestiones y temas nuevos (por ejemplo, la comunicación en salud y tecnología de la información de salud);
5. que los indicadores de elegir, en la medida de lo posible, disponer de fuentes de datos anuales, con datos comparables disponibles a nivel estatal y del condado, y
6. Identificar 24 objetivos trazados de Healthy People 2020 y 12 temas en que los objetivos seleccionados se organizarán … .. ”

Estados Unidos

Twitter http://twitter.com/eqpaho

* * * *
Este mensaje de la Organización Panamericana de la Salud, OPS / OMS, es parte de un esfuerzo para difundir
Información relacionada a: la equidad, la desigualdad de la Salud; Las desigualdades socioeconómicas en salud, socioeconómicos
las diferencias de salud; Género, violencia, la pobreza, Economía de la Salud, Salud Legislación; Etnia; Ética;
Tecnologías de la Información – Bibliotecas virtuales, temas de Investigación y Ciencia. [DD / MMC Espacio] “Materiales proporcionados en esta lista electrónica se proporcionan” tal cual “. A menos que expresamente se indique lo contrario, los resultados
e interpretaciones incluidas en los materiales son los de los autores y no necesariamente de la Organización Panamericana de la
De la Salud OPS / OMS o de sus países miembros “.

……………………………………………………………………………………….

PAHO/WHO Sitio Web: http://new.paho.org/equity
/
Lista EQUIDAD – Archivos – Join / eliminar: http://listserv.paho.org/Archives/equidad.html

Twitter http://twitter.com/eqpaho

Publicado en Ciencia, Ciencia y Tecnología, Investigación, Medicina, Pediatría, Psiquiatría, Salud Mental

La precocidad recupera a un 50% de los esquizofrénicos


LAS INTERVENCIONES VUELVEN A OTORGAR LA FUNCIONALIDAD SOCIAL

La precocidad recupera a un 50% de los esquizofrénicos

Si la intervención temprana es la regla de oro en salud, en enfermedades mentales graves, como la esquizofrenia, es vital. Las estrategias que se ponen en práctica en la infancia y la adolescencia son beneficiosas porque ofrecen resultados positivos a largo plazo.

Los problemas de salud mental parece que se incrementan de modo notable en nuestros días y los especialistas están de acuerdo en que conforme avanza la prosperidad de los pueblos crecen este tipo de problemas.

La paradoja está servida, según Patrick McGorry, profesor de Salud Mental de la Juventud en la Universidad de Melbourne y director del Centro de Investigación Orygen Salud de los Jóvenes de Victoria, en Australia, cuyo equipo ha desarrollado un método terapéutico para jóvenes que presentan síntomas iniciales de psicosis con una base clínica denominada EPPIC de Melbourne. Con este nuevo modelo clínico de tratamiento se consigue que el 50 por ciento de los que padecen esquizofrenia puedan llevar una vida funcional.

“Anteriormente se estimaba que sólo entre el 20 y el 25 por ciento de los esquizofrénicos volvían a retomar una vida funcional. Actualmente se puede conseguir que el 50 por ciento tengan una vida funcional en relación con el trabajo y la vida en el entorno familiar, aunque no se ha podido conseguir que la enfermedad desaparezca”, según el psiquiatra. McGorry ha recibido en Córdoba el premio de la Fundación Castilla del Pino, razón por la cual el IX Simposium de esta fundación, en la que ha participado el australiano, se ha dedicado a la intervención precoz en psiquiatría.

Positivo a largo plazo

A su juicio, la intervención temprana ha sido muy importante en otras áreas de la salud, pero ha llegado un poco más tarde a la salud mental. “Ahora tenemos una evidencia empírica de gran peso que apoya la intervención temprana en enfermedades mentales graves, porque tiene un efecto positivo a largo plazo. La evidencia ha tenido mucha influencia en otros países europeos y también en España, donde la idea de intervención temprana cuenta con el apoyo de un nutrido grupo de psiquiatras”.

Ha explicado que, a diferencia de otras enfermedades, como el cáncer, donde las intervenciones tempranas comienza a los 40 ó 50 años de edad, en psiquiatría las intervenciones tempranas tienen que comenzar en la niñez y en la adolescencia, pues el 70 por ciento de las enfermedades mentales aparecen antes de los 25 años.

“Con la detección precoz, estas enfermedades mentales graves, que se manifiestan en la infancia, como la esquizofrenia, tienen una primera fase de tratamientos más seguros, donde el abordaje psicológico, los ácidos grasos omega 3 y ciertas modificaciones del entorno pueden hacer que en un primer momento no se utilicen fármacos y que si la enfermedad avanza se empleen pero de forma más reducida, siempre y cuando sea posible. Los fármacos no son la primera línea de acción, aunque se siguen usando si es necesario”.

“En enfermedad mental la intervención precoz adquiere mayor importancia porque se realiza en la infancia y la adolescencia”

Reducir la intensidad

Respecto a los ácidos omega 3, McGorry ha recordado que hay una cierta evidencia sobre que pueden reducir la intensidad de los síntomas si se dan en las primeras fases de la enfermedad de la psicosis. Aunque sólo se trata de indicios, parece que favorecen el tratamiento de otras enfermedades graves como la bipolaridad y la depresión mayor. “Los ácidos omega 3 fortalecen los cambios cerebrales en los adolescentes y tienen una función muy importante contra el estrés oxidativo”.

Aunque estas enfermedades tienen una base genética, la ciencia aún no ha dado respuesta a esos resultados genéticos en relación con el tratamiento. Una de las actuaciones más tempranas se centra sobre perfiles genéticos específicos para predecir respuestas terapéuticas concretas. “Aunque los estudios genéticos reciben fondos económicos, los resultados que puedan aportar tendrán más beneficios dentro de 50 años, mientras que los modelos clínicos con los que trabajamos ahora tendrán más repercusión a corto plazo”.

En cuanto al abordaje de las emociones considera que se busca una unión entre estrategia médica y psicológica. Los tratamientos psicológicos tienen que estar adaptados a cada persona, entendiendo sus características sociales y su entorno personal.

Clínica peculiar

La clínica denominada EPPIC ha jugado un papel clave en el desarrollo de la intervención temprana, paradigma de prevención para la psiquiatría y ha dado lugar a una importante reforma de los servicios de salud mental, especialmente en el Reino Unido. La estrategia fue diseñada por el profesor McGorry en 1992, y ha sido muy influyente en la clínica de todos los países.

Publicado en Ciencia, Ciencia y Tecnología, Investigación, Medicina, Neurología

Enfermedades musculares:sin cura,pero con tratamiento


 

 

 

 

UN ABORDAJE ADECUADO REVIERTE EN LA CALIDAD

Enfermedades musculares: sin cura, pero con tratamiento

Las enfermedades neuromusculares tienen en muchos casos un pronóstico poco halagüeño, pero aunque carecen de tratamiento curativo, un abordaje instaurado de forma precoz aumenta la supervivencia y mejora la calidad de vida de estos pacientes.

Las enfermedades neuromusculares pueden aparecer en cualquier momento de la vida, aunque la mayoría debutan en la infancia. A partir del diagnóstico se plantea un futuro incierto para estos pacientes, en muchos casos con malas perspectivas, pese a que también pueden ver mejorada la supervivencia y calidad de vida gracias a los tratamientos disponibles.

Sobre el presente y el futuro terapéutico en estos trastornos se ha debatido durante la octava edición del curso Enfermedades musculares en la infancia y adolescencia, que organiza el Hospital Universitario Ramón y Cajal, de Madrid.

Su director, Gustavo Lorenzo, neurólogo infantil del Servicio de Pediatría del citado hospital madrileño, ha destacado la falta de formación que en general existe sobre este tipo de enfermedades, de muy baja frecuencia, aunque bastante prevalentes. Se estima que hay más de 40.000 afectados por alguna de estas patologías en España.

“Entre las enfermedades musculares más graves se encuentran la distrofia muscular de Duchenne y la atrofia muscular espinal; en ambas se ha avanzado mucho en la identificación de sus mecanismos patogénicos, lo que ha abierto la posibilidad de investigar en nuevos tratamientos, aunque ahora mismo se encuentran en ensayo”.

 

“Estas enfermedades pueden ser también muy enriquecedoras para el médico; es cuestión de conocerlas”

Para la distrofia de Duchenne se trabaja en terapias moleculares que consigan que el paciente produzca distrofina. Lorenzo reconoce que los resultados obtenidos con este tipo de terapias en modelos experimentales habían despertado grandes expectativas que las primeras fases clínicas no han cumplido; en algunos trabajos se ha constatado que la proteína generada no termina de alcanzar el músculo.

No obstante, se han iniciado nuevos trabajos y todo apunta a que estos tratamientos acabarán dando frutos en un futuro. Así lo considera el neurólogo, también en las investigaciones de la atrofia muscular espinal: “Conocemos la implicación de dos genes, SMN1 y SMN2, en esta enfermedad, y sabemos que SMN2 influye en la gravedad de la patología, pero se sospecha que tiene que haber alguna molécula más implicada, pues estos genes no son suficientes para explicar la variada expresión de la enfermedad: hay casos que debutan en el nacimiento, mientras que en otros pacientes aparece a los 40 años. Probablemente tengamos la llave para abrir una nueva terapia en estas enfermedades, pero aún no ajusta bien en la cerradura. Y seguramente que es cuestión de tiempo”.

Multisistémicas

Pese a no haber curación, sí existe respuesta terapéutica para estos enfermos: desde tratamientos farmacológicos, con los que se puede detener en algún grado la progresión y aumentar la esperanza de vida, hasta la terapia rehabilitadora, sin olvidar el manejo de las complicaciones, porque, como recuerda el especialista, “no son enfermedades del músculo, sino multistémicas”.

Gustavo Lorenzo ha recordado la sensación de desprotección que tienen muchos de estos pacientes: “Dependiendo de dónde vivan, la calidad del manejo que van a recibir varía. Además, son enfermos que siempre requieren apoyo, no sólo económico sino también psicológico”.

“El conocimiento de su patogenia nos ha brindado la llave terapéutica, aunque aún no ajuste bien”

Desde un punto de vista profesional, Lorenzo reconoce que es duro diagnosticar estas dolencias, pero no quiere quedarse en un mensaje derrotista: “Hay mucho por hacer con estos pacientes, tanto en el plano clínico como en la investigación básica. Todos ganaríamos si pudiéramos contar con centros de referencia donde, por ejemplo, se unificaran las pruebas diagnósticas y aglutinaran a los especialistas formados. Estas enfermedades también pueden ser muy enriquecedoras para el médico; es cuestión de conocerlas”.

 

TÉCNICAS EN COMBINACIÓN

Las terapias moleculares que intentan abordar la etiología de las enfermedades neuromusculares persiguen bien corregir la alteración genética causante del problema o reparar, a nivel celular, el tejido afectado. Dentro de la terapia génica se investigan diferentes técnicas, desde la de sustitución del gen dañado mediante vectores a la del salto de exón, que, sin llegar a modificar el gen, interfiere en la mutación para que se restablezca la producción de una distrofina lo más funcional posible. En la terapia celular se estudia el empleo de células madre de donante sano. Con todo, Gustavo Lorenzo, del Hospital Ramón y Cajal, indica que podrían alcanzarse mejores resultados con una combinación de estas técnicas. Así, se podrían aislar células madre del propio paciente y corregir su defecto genético para después reimplantarlas. De nuevo, el trabajo en equipo mejoraría los resultados.

Publicado en Ciencia, Ciencia y Tecnología, Inmunología y Biología, Investigación, Medicina

Neurología/”La dinámica aún no se comprende bien”


Superordenadores que simulan la dinámica molecular para el estudio del plegamiento de proteínas

NEUROLOGÍA

La dinámica aún no se comprende bien

Describen el proceso de recuperación del recuerdo visual

Un estudio realizado en primates que se publica hoy en Science ha mostrado que las señales de retroalimentación proactiva fluyen a través de las capas corticales del cerebro cuando se forma un recuerdo visual y retornan cuando la memoria es rescatada más tarde. Esta es la conclusión a la que han llegado los autores del estudio, un equipo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tokio, en Japón, coordinado por Daigo Takeuchi, del Departamento de Fisiología.

Los recuerdos visuales a largo plazo son almacenadas en la corteza inferotemporal de los primates. Mientras que estudios previos han analizado este proceso en términos de neuronas individuales, la dinámica de la red de trabajo más amplia aún no se comprende bien.

Para investigar la interacción funcional entre las diferentes capas de la corteza inferotemporal, Takeuchi monitorizó mediante electrodos multicontacto la actividad eléctrica en esta región del cerebro de los monos mientras realizaban una tarea de memoria consistente en asociación de pares.

La corteza tiene múltiples capas horizontales, cada una con una reunión diferente de tipos de células neuronales y conexiones a otras regiones. Según han observado los investigadores, durante la fase de entrada, las señales siguieron la vía de señalización clásica, fluyendo desde las capas granulares a las supragranulares y después a las infragranulares.

Fase subsiguiente
Sin embargo, a lo largo del periodo subsiguiente, cuando las redes de trabajo tenían que mantener o recuperar el estímulo, la señal fluyó revertida, con neuronas infragranulares añadiendo antes neuronas supragranulares.
(Science; 3331: 1443-44).

Los actores del sistema cambiarán su papel

Más allá de 2011: una odisea en el ciberespacio

“La historia clínica electrónica (HCE) estará disponible en…”. “Cuando haya interoperabilidad cada paciente viajará con su historial a cuestas”. Se lleva hablando de historia clínica digitalizada durante años, y de hecho alguno de sus beneficios ya se puede comprobar, pero casi siempre se habla de ella como algo de futuro. Por este motivo parece obligado preguntarse cómo será con el tiempo.

En el futuro el acceso a la historia clínica electrónica aumentará las posibilidades de la sanidad

Búsqueda de las diferencias en los polimorfismos nucleótidos únicos presentes en al menos el 1 por ciento
de los humanos

Publicado en Ciencia, Ciencia y Tecnología, Inmunología y Biología, Investigación, Medicina, Pediatría, Psiquiatría

Características de eficacia y tolerabilidad de los ASG en niños y adolescentes


Resumen

En los últimos años se ha producido un aumento exponencial en la prescripción de antipsicóticos de segunda generación (ASG) en niños y adolescentes para el tratamiento de trastornos psicóticos y otros trastornos mentales. Sin embargo, hay muy pocos estudios que comparen la tolerabilidad y la eficacia entre los distintos ASG en esta población. Este artículo revisa los datos actuales sobre las características diferenciales de eficacia y tolerabilidad de los ASG en población infanto-juvenil. Los datos muestran que los ASG no forman un grupo homogéneo, sino que cada fármaco de este grupo tiene un perfil característico, sobre todo con respecto a los efectos secundarios, especialmente las complicaciones metabólicas. En concreto, en las comparativas entre ASG, el tratamiento con olanzapina se relacionó con mayor aumento de peso y de colesterol, y el tratamiento con risperidona se asoció con mayor aumento de prolactina. Por ello, antes de prescribir un ASG resulta imprescindible tener en cuenta el perfil diferencial de estos fármacos.

Rev Psiquiatr Salud Ment.2010; 03 :152-67

Palabras clave: Eficacia. Tolerabilidad. Antipsicótico. Psicosis. Población pediátrica.

Introducción
La prescripción de fármacos antipsicóticos de segunda generación (ASG) para el tratamiento de trastornos psicóticos y de otros trastornos mentales en niños y adolescentes se ha convertido en una práctica habitual en la clínica psiquiátrica1,2,3. Los estudios sobre la prevalencia del uso de estos fármacos en población infanto-juvenil muestran que, en los últimos años y en diferentes países de todo el mundo, se ha producido un aumento muy significativo de las prescripciones de ASG4, que se ha acompañado, en casi todo el mundo, de un descenso progresivo del uso de antipsicóticos clásicos o de primera generación (APG)5. En Estados Unidos, entre 1990 y 2000, las prescripciones de ASG aumentaron un 160%6, y en Reino Unido, entre los años 1994 y 2005, el uso de ASG aumentó en este grupo de edad casi 60 veces (0,01 usuarios por 1.000 pacientes-año en 1994, frente a 0,61 usuarios por 1.000 pacientes-año en 2005)5. Este aumento en el uso de ASG se ha debido a un aumento de las prescripciones, pero también a que estos fármacos se emplean ahora durante más tiempo. En Holanda, la duración de los tratamientos con ASG en niños y adolescentes se dobló (de 0,8 años en 1998–1999 a 1,6 años en 2001–2001)7 (Figura 1).

Figura 1. Clasificación de los antipsicóticos estudiados en esta revisión según sean de primera o de segunda generación.

El espectacular incremento del uso de ASG en los últimos 15–20 años ha puesto al descubierto una importante realidad de fondo: hay muy pocos estudios que comparen la tolerabilidad y la eficacia entre los distintos ASG y entre los ASG y los APG en el tratamiento de niños y adolescentes con trastornos del espectro psicótico (esquizofrenia, trastorno esquizoafectivo, trastorno esquizofreniforme, trastorno psicótico breve, trastorno psicótico no especificado, trastorno bipolar y episodio depresivo con síntomas psicóticos).

Los estudios de tolerabilidad de ASG en población infanto-juvenil han demostrado que, aunque los ASG tienen menos efectos secundarios neurológicos motores que los APG8, el consumo de ASG se asocia con un aumento del riesgo de aparición de complicaciones metabólicas, como obesidad, diabetes mellitus tipo 2, dislipemia y, en general, de alteraciones del espectro de la morbilidad cardiovascular8,9,10,11.

Por otro lado, las agencias internacionales reguladoras del uso de medicamentos (FDA en Estados Unidos y EMA en Europa) han seguido con cautela el importante incremento en las prescripciones de ASG en niños y adolescentes. De hecho, las aprobaciones de la FDA y la EMA para el empleo de ASG en población infanto-juvenil han ido, en líneas generales, por detrás del uso clínico y de los hallazgos de eficacia y tolerabilidad en los estudios clínicos de fase 4. Las recientes leyes de la FDA (Pediatric Research Equity Act, 2003) y la EMA (EU Paediatric Regulation, enero de 2007) que exigen la exclusividad y obligatoriedad de estudios específicos con población infanto-juvenil para la aprobación de fármacos en este grupo de edad han favorecido el desarrollo de estudios de eficacia y tolerabilidad de ASG en niños y adolescentes, pero también han ralentizado los procesos de aprobación de estos fármacos en población infanto-juvenil.

Métodos
Los autores han realizado una búsqueda bibliográfica de los estudios publicados en revistas internacionales desde 1990 hasta enero de 2010, disponibles en Medline/PubMed/Google Scholar que comparaban la eficacia y/o la tolerabilidad entre distintos ASG, o entre algún ASG y algún APG, en niños y adolescentes con un trastorno psicótico. Para esta búsqueda se emplearon los siguientes palabras clave: antipsicótico, olanzapina, risperidona, aripiprazol, clozapina, quetiapina, ziprasidona, psicosis, psicosis de inicio precoz, esquizofrenia, trastorno bipolar, adolescente, niño, infantil, juvenil, efectos adversos, aumentos de peso, colesterol, prolactina, síndrome metabólico, parkinsonismo, discinesia, acatisia, eficacia. Los términos se introdujeron en inglés de la siguiente manera: «antipsychotic» or «olanzapine» or «risperidone» or «aripiprazole» or «clozapine» or «quetiapine» or «ziprasidone»; «psychosis» or «early onset psychosis» or «schizophrenia» or «bipolar disorder»; «adolescent» or «child» or «children» or «youth»; «adverse events» or «weight gain» or «cholesterol» or «prolactine» or «metabolic syndrome» or «parkinsonism» or «dyskinesia» or «akathisia»; «efficacy». La búsqueda informática se complementó con una búsqueda manual de artículos relacionados con este tema.

Una vez realizadas estas búsquedas se seleccionaron los artículos que cumplieran los siguientes criterios de inclusión: 1) estudios que comparan eficacia y/o tolerabilidad entre dos o más ASG; 2) estudios que comparan eficacia y/o tolerabilidad entre ASG y placebo; 3) estudios que comparan eficacia y/o tolerabilidad entre ASG y APG. Por otro lado, se excluyeron aquellos estudios que: a) no presentasen comparaciones entre fármacos o entre fármacos y placebo, y b) y cuya muestra mezclase datos de población infanto-juvenil con datos de población adulta, sin análisis diferencial.

Debido a la variabilidad de las medidas de tolerabilidad estudiadas en diferentes trabajos, este artículo se ha centrado en aquellas variables que han demostrado una mayor importancia en términos de morbilidad: índice de masa corporal (IMC, como evaluación del peso), prolactina, triglicéridos, colesterol, tensión arterial diastólica, perímetro abdominal, síndrome metabólico, parkinsonismo, discinesia y acatisia8,9,12,13,14. Por otro lado, para contextualizar los datos comparativos de eficacia y tolerabilidad, se han incluido también datos comparativos de eficacia y tolerabilidad entre ASG y placebo en esta población.

Esta revisión se ha centrado en niños y adolescentes con diagnóstico de trastorno psicótico (esquizofrenia, trastorno esquizoafectivo, trastorno esquizofreniforme, trastorno psicótico breve, trastorno psicótico no especificado, trastorno bipolar y episodio depresivo con síntomas psicóticos). Se ha decidido emplear el constructo genérico de trastorno psicótico a tenor de los resultados de los estudios sobre estabilidad diagnóstica en los casos de primer episodio psicótico, que demuestran que, al menos hasta completar el primer año de evolución, la estabilidad diagnóstica es limitada15.

ADC: aleatorizado doble ciego; ANC: aleatorizado no ciego; ANS: Schedule for the Assessments of Negative Symptoms; ARP: aripiprazol; BIP: trastorno bipolar; BPRS: Brief Psychiatric Rating Scale; BPRS-C: Brief Psychiatric Rating Scale for Children; CDRS-R: Children’s Depression Rating Scale-Revised Version; CLZ: clozapina; CPRS: Children′s Psychiatric Rating Scale; Dur.: duración del tratamiento de estudio; ESQ: esquizofrenia o trastorno esquizoafectivo; HAL: haloperidol; MOL: molindona; N: número de sujetos incluido en el estudio; OAS: Overt Aggression Scale; OLZ: olanzapina; OP: Otros trastornos psicóticos, que incluye trastorno esquizofreniforme, trastorno psicótico breve, trastorno psicótico no especificado, depresión con síntomas psicóticos; PANSS: Positive and Negative Síndrome Scale; PLAC: placebo; QTP: quetiapina; RIS: risperidona; SANS: Schedule for the Assessments of Negative Symptoms; SAPS: Schedule for the Assessments of Positive Symptoms; TDAH: trastorno por déficit de atención e hiperactividad; YMRS: Young Mania Rating Scale.
El signo «>» significa «existen diferencias estadísticamente significativas (p<0,05) el parámetro medido con tratamiento A es mayor que con tratamiento B (A>B)». El signo «=» significa que no hubo diferencias en las medidas comparadas, o que si las hubo, estas no fueron estadísticamente significativas.
NOTAS:1.Los fármacos del estudio demostraron eficacia clínica general.

De forma esquemática, los resultados de los estudios de eficacia han sido: 1) Las comparativas entre ASG y placebo (o entre ASG a dosis terapéutica y ASG a dosis infraterapéutica) han mostrado la superioridad de los ASG16,17,18,19; 2) En el tratamiento de pacientes con esquizofrenia refractaria, la clozapina ha demostrado ser superior que los fármacos con los que se ha comparado20,21,22, y 3) No se han encontrado otras diferencias significativas en eficacia entre distintos ASG, ni entre ASG y APG8,23,24,25,26.

ADC: aleatorizado doble ciego; ANC: aleatorizado no ciego; ARP: aripiprazol; BIP: trastorno bipolar; CLZ: clozapina; Dur.: duración del tratamiento de estudio; ESQ: esquizofrenia o trastorno esquizoafectivo; HAL: haloperidol; IMC: índice de masa corporal: peso(kg)/talla (m)2; MOL: molindona; N: número de sujetos incluido en el estudio; OLZ: olanzapina; OP: Otros trastornos psicóticos, que incluye trastorno esquizofreniforme, trastorno psicótico breve, trastorno psicótico no especificado, depresión con síntomas psicóticos; PLAC: placebo; QTP: quetiapina; R: rango de edad; RIS: risperidona; TA: tensión arterial; TAD: tensión arterial diastólica; TAS: tensión arterial sistólica; TC: trastorno de conducta, trastorno de conducta oposicionista desafiante o trastorno de conducta alimentaria.
El signo «>» o «<» significa «existen diferencias estadísticamente significativas (p<0,05)»: el parámetro medido con tratamiento A es mayor que con tratamiento B (A>B) o es menor (Arisperidona=haloperidol), mientras que a los 12 meses esta diferencia no era significativa (olanzapina=risperidona=haloperidol)53. Por otro lado, un estudio reciente, realizado también en población española, compara los efectos secundarios de antipsicóticos (APG y ASG) entre niños y adolescentes tratados durante menos de 30 días y sujetos tratados durante más de 12 meses. El grupo de sujetos con más de 12 meses de exposición a antipsicóticos presentó incrementos significativamente mayores de peso, colesterol, parkinsonismo y discinesia que los sujetos tratados durante menos de 30 días. No se encontraron diferencias entre ambos grupos en niveles de triglicéridos, tensión arterial o acatisia54.

¿Es válida la distinción entre antipsicóticos de primera y segunda generación?
Los datos sobre eficacia y tolerabilidad de los antipsicóticos ponen en cuestión la validez conceptual de la distinción entre APG y ASG. Un reciente meta-análisis, que ha comparado la eficacia y la tolerabilidad de APG y ASG en el tratamiento de adultos con esquizofrenia, ha destacado que los fármacos que componen el grupo de los ASG difieren en muchas propiedades y no forman un grupo homogéneo46. Repetidas voces han llamado la atención en los últimos años sobre la falta de homogeneidad de los ASG como grupo, tanto en su uso en adultos como en niños y adolescentes45,46,55,56. A la luz de estos datos, y considerando que las principales diferencias entre los ASG se refieren a los efectos adversos metabólicos, se ha propuesto sustituir la clasificación APG versus ASG por otra que distinga a los antipsicóticos en función de su riesgo metabólico. En este sentido se han pronunciado recientemente Carmel y Gorman, quienes han planteado introducir una clasificación de antispicóticos basada en el riesgo metabólico57. En esta clasificación propuesta, los antipsicóticos con bajo riesgo metabólico serían: molindona, ziprasidona, flufenazina, haloperidol, aripiprazol, mientras que los antipsicóticos con alto riesgo metabólico serían: clozapina, olanzapina, tioridazina, mesoridazina, sertindol, risperidona, quetiapina57 (Figura 2).

Figura 2. Clasificación de los antipsicóticos en función de su riesgo metabólico (bajo/alto riesgo metabólico) (basado en Carmel y Gorman, 200957).

Recomendaciones de monitorización clínica de las complicaciones metabólicas en niños y adolescentes tratados con antipsicóticos
La importancia de estos hallazgos subraya la necesidad de una monitorización cuidadosa de los efectos adversos de los ASG tanto en pacientes adultos como en niños y adolescentes58. Sin embargo, como hemos señalado a lo largo de esta revisión, los niños y adolescentes son especialmente vulnerables a los efectos adversos de los antipsicóticos. Por ello, es muy importante anticipar los riesgos implicados en el tratamiento con ASG en población infanto-juvenil para prevenir, en la medida de lo posible, las complicaciones derivadas del uso de estos fármacos (Tabla 5). A tenor de todo esto, consideramos que la realización de un control rutinario de los efectos adversos de los ASG prescritos, incorporando tanto a los pacientes como a sus familiares en la evaluación de los riesgos-beneficios del uso de los medicamentos resulta de un valor fundamental. Desde la aparición de las primeras señales de alarma sobre los efectos metabólicos de los SGA en adultos, diferentes autores e instituciones han publicado guías de recomendación de control de los efectos adversos. Aunque estas guías han tenido, por lo general, poco impacto en el quehacer cotidiano de los médicos clínicos59, nosotros queremos enfatizar su importancia. Por ello, presentamos en la Tabla 5 una guía de recomendación de la monitorización de los efectos adversos de los ASG en niños y adolescentes, basada en el trabajo de Correll (2008)9. En el caso de que aparecieran efectos secundarios graves sería necesario considerar un cambio a un medicamento de menor riesgo9.